Sunday, July 27, 2008

EDUCACION Y MUSICA

Durante las últimas semanas, uno de los hechos mas publicitados fue el generado por Música Sepúlveda, una estudiante del liceo Darío de Salas, que en un arriesgado e impensado acto, le lanzo el agua que contenía un jarro a la cara de la Ministra de educación, Mónica Jiménez. El episodio recorrió todo los noticiarios y fue comidillo de la prensa y del diario vivir, dividiendo a los chilenos. De hecho, luego del episodio la escolar no solo se hizo famosa por aventar agua a la ministra de Educación, también se convirtió en la enemiga número uno del poder establecido y de la empapada Mónica Jiménez. Pero mas que ver lo notoriamente visible, hay que ver lo que no esta visible.

Punto más o puntos menos, decir que el Jarrazo fue una acción que “atenta a la dignidad de una persona” o que “eso es lo que esperamos una un niño de 11 años??”, o decir que “Música es una enferma social” es de alguna manera disculparse estúpidamente por lo que nuestros líderes están gestionando en la sociedad. De la misma forma alegar que el acto fue un atentado a una persona, se podría alegar el atentado que se comete miles de veces diariamente cuando un joven con talento no puede educarse y para hacerlo debe de pagar millonarias sumas (De hecho la educación es uno de los derechos fundamentales en la constitución chilena). Es la diferencia entonces que el atentado lo cometa alguien que es estudiante y alguien que es un empresario de cuello y corbata??. Por lo mismo referirse que los niños chilenos de hoy son violentos y desadaptados, es solo el reflejo de nuestros lideres. No vemos eso hoy mismo en la política???. Un sabio dicho señala que la sociedad es el reflejo de sus líderes.

Mención aparte es el hecho que el episodio de Música demostró la crisis que vive la educación, y todo lo que se oculta de fondo. La LEGE no es más que el maquillaje a una mayor desigualdad, producto que esta ley si bien es mejor que la LOCE en algunos puntos, igual produce seria desigualdades. La diferencia es que estas desigualdades se darán en 15 o 20 años mas, cuando las personas que hoy la crearon y promulgaron no se hagan cargo y se laven las manos. Una de las grandes fallas de la LEGE es que al no preocuparse por una equidad en el acceso y permanencia de la enseñanza superior, se genera un sistema creador de falsas oportunidades. Ya lo explicamos en la “Teoría del Embudo”, con la LEGE, serán el doble o quizás el triple de buenos estudiantes que a futuro postulen a la universidad y como no existen mas cupos en la educación estatal, se tendrán que ir a las universidades privadas, triplicando la demanda de estas y por lo tanto generando mayor desigualdad (el que tiene $$$, tiene educación superior)

Por eso, el episodio “Música” de alguna manera es entendible. Como los jóvenes pueden participar en un tema, donde “ya se ha cortado el queque” a favor de empresarios????. De hecho hay que hacerlo transparente, la Ministra de Educación es Directora ejecutiva de la Corporación Aprender, y “Sostenedora” educacional. No existe allí CONFLICTO DE INTERESES ????. Mas aun es entendible, cuando no existe dialogo entre los estudiantes y los “técnicos” (que de técnico no tienen mucho). Muchos de estos “tecnócratas” dicen que es imposible que los estudiantes participen en el diseño de políticas públicas en educación. Entonces debemos dejarle esta tarea a personas que solo saben de educación por libros que han leído y nunca han ido a colegio alguno????.

El episodio “Música” solo ha sido la “punta del iceberg”, el comienzo de algo, de las futuras discusiones sociales que se darán de aquí a diez años mas. Muchos han señalado que el episodio “Música” esta dado por la amargura de los padres, que ellos los incitan, o aun mas, que muchos de ellos son “izquierdizados”, ya que nuestra arcaica sociedad chilena tiende a dividir todo entre derecha e izquierda, entre “facho” o “comunacho”. Pero es más que eso. Los jóvenes de hoy son multiculturales, multisociales y no tienen un pensamiento divisor, tal como la sociedad de los 70’s. y hoy piden a grito participación, dejando de lado esa discriminación arcaica sobre las ideologías. Por eso, mientras sobreviva la sinverguenzura dentro de la política, y en general en la sociedad chilena, con empresarios que mas que libertad económica generan libertinaje económico, con lideres que no respetan a los demás y en general con ciudadanos mayores de un pensamiento arcaico, recluidos en el Chile del 60 y 70’s, seguiremos viendo esta apatía y esta violencia juvenil, y episodios como los de “Música Sepúlveda” serán pan de cada día, dado que nuestra sociedad adulta no entiende que hay que abrirle espacios a los jóvenes y a las nuevas generaciones.

Ya lo dijo Barack Obama “No es blanco contra negro, ni ricos contra pobre, ni derecha contra izquierda, es pasado contra futuro”

2 Comments:

At 8:43 PM, Anonymous Anonymous said...

Quizás la juventud hoy en día tenga más opinión y más voz frente a hechos que le conciernen directamente que hace diez ó veinte años, pero no nos engañemos: el sector etario intermedio no sabe, ni quiere saber, lo que necesita o requiere, siendo fiel reflejo de una sociedad perdida y desorientada (hecho no sólo imputable a sus líderes, sino que en gran parte siendo causa y consecuencia de acciones tomadas por personas comunes y corrientes).
Lo que llamas "episodio Música" el fiel reflejo no de la agresividad de los niños (porque una persona de 14 años no es "joven", es "niño"), ni de la falta de diálogo entre partes, ni nada parecido: a mi forma de ver las cosas, este condenable hecho es reflejo de la incapacidad de la juventud (representada por esta pequeña activista) de mantener posturas centradas, consensuadas y bien pensadas. Esto nos da cuenta del exceso de hormonas que tienen los niños y jóvenes que luchan por "causas justas" (porque no creo tampoco que la socialización de al educación, sobre todo la educación superior, sea una causa justa). Nos enseña que, lamentablemente, los diálogos no pueden ser llevados al terreno basal, sino que tienen que seguir siendo de índole técnica - pero realmente técnica, con gente perita en la materia y no con Consejos integrados por elementos políticamente estables. A estas alturas, los jóvenes secundarios deberían darse cuenta que sus demandas propasaron los límites de lo socioeconómicamente aceptable, y rayan en el extremismo político. La otra solución, es que se deje de tratar la educación como un bien, y en ese caso se deje de pagar salarios a los profesores, se liberen de todo precio los enseres usados en el aula y todo lo que tenga que ver con educación se haga gratuito. Imposible, ¿verdad? Entonces tomemos conciencia de que la educación, sobre todo la superior, es para los mejores, y debe ser impartida como tal. No para todos, como se pregona hoy en día en círculos políticamente liberales, puesto que, como sociedad, no debe permitirse que existan sólo pastores o sólo rebaños. Si están tan preocupados por educarse, ¿por qué no optan a carreras técnicas, que tienen un índice de retorno de inversión mucho mayor, un campo laboral muchísimo más abierto hoy en día y de rápida incorporación.
Me pregunto, y cito a un gran amigo, qué sucedería si las autoridades ministeriales deciden "en virtud de las constantes protestas, aumentaremos la cantidad de horas de clases y de materia en el colegio". Es una interesante pregunta...

 
At 3:40 PM, Anonymous fabiannadesol said...

lamentablemente el fin justifica los medios, María Música es una niña, pero con carácter y cojones, ya quisiera yo que muchos jovenes tuviesen personalidad y caracter para enfrentar a una mujer ineficaz,inoperante e ineficiente.
este gobierno y toda su gente es una porquería,alguien tiene que llamar la atención respecto de ello y esta vez fue una niña.

 

Post a Comment

<< Home